UP

Grimselpass: Puerto siempre con Nieve

Escrito por viajesfoodies

Después de pasar un día increíblemente bueno en Zermatt y el Matterhorn, llego el momento de coger el tren de vuelta, con casi todos los niños dormidos, hacer la pequeña caminata hasta donde habíamos aparcado las autocaravanas y seguir hasta nuestra próxima parada, el puerto de Grimselpass.

Nuestra idea era subir el puerto y una vez pasado, comenzar la bajada para dormir al lado de un lago, pero la cosa no salió como esperábamos, sigue leyendo y te explico el por qué.

Salir de Täsch hacía Grimselpass

En Zermatt, os recuerdo que compramos una tarjeta prepago para tener internet en cualquier lugar, la compañía que me hubiese gustado era swisscom pero tenían problemas en su web en ese momento y tuve que coger de Salt, fueron 20€ de saldo que finalmente me dieron para todo el viaje gracias a todas las áreas con wifi que encontramos por el camino.

No me di cuenta que en algunos móviles nuevos es necesario activar la tarjeta a través de internet, sino el móvil se bloquea al cabo de un tiempo cuando introduces la tarjeta nueva. Cómo no lo sabíamos y no nos acordamos, de repente y sin previo aviso, después de salir de la tienda, donde nos dijeron que en 5-10 minutos ya se activaría la cuenta de salt, y cuando estábamos en el tren de camino a Täsch, el móvil se apagó, pero no por batería…. ya que cuando intentaba arrancarlo no aparecía ninguna lucecita típica que indica que la batería está agotada.

Me empecé a preocupar, ya que en ese móvil era el único que había descargado el HERE y los mapas de Suiza, por lo tanto en el móvil de mi mujer, ni teníamos internet, ni mapas ni nada. Encima tenía que hacer unos trabajos antes de seguir hacía Grimselpass.

En un momento de estúpida lucidez, decidí que en lugar de ir con la otra AC que llevaba el GPS, iba al antiguo camping de Attermenzen donde nos quedamos la noche anterior, usaba el wifi que había comprado y me descargaba las indicaciones para llegar al puerto de Grimselpass, pero era más bonito decirlo que hacerlo 🙂

Cuando llegué al camping me puse a hacer los trabajos, pero en ese momento realmente iba muy lento internet y tardaba mucho en descargarme todo, me salí con el portátil para acercarme lo máximo posible de donde pensaba que salía la señal del wifi y algo mejoró la cosa. En el momento que llevaba casi 20 minutos para mandar un trabajo, se corta la conexión y veo que no conecta, que da error…. el código que había comprado de 24 horas, había caducado, así que me tuve que acercar de nuevo al bar para pedir por 2,5 CHF un nuevo password para conectarme y mandarlo.

Mientras mandaba el trabajo, empecé a descargarme y hacer pantallazos de las indicaciones de google maps. Una vez se envió el trabajo, salí disparado pensando que podría pillar a la otra AC, me puse a mirar las indicaciones que había y compruebo que son una “mierda”, lo único que tenía sentido era el mapa que mostraba, pero se me había olvidado quitar los peajes de suiza, por lo tanto tampoco servía. Ahí decidí intentar llegar como buenamente pudiésemos hasta Grimselpass.

Paramos a echar gasolina por lo que pudiese pasar, tipo una entrada en boxes, repostar, pagar y listo… sólo que era con tarjeta y las indicaciones no eran muy claras, ya que primero tenías que introducir la tarjeta, decir el número de surtidor, sacar la tarjeta y ponerte a repostar. Cuando terminabas, si querías ticket o recibo, había que volver a introducir la tarjeta de crédito, es decir, una puta odisea.

Seguimos en dirección Visp, yo iba fijándome en todas los sitios que podría parar y repostar, como van con dos peques era probable que tuviesen que parar para alguna cosa. Al cabo de media hora y bastante agobiado por la situación de cómo nos íbamos a encontrar o solucionar el tema del móvil se abrió el cielo y vi su autocaravana parada repostando en una gasolinera.

parte de abajo del puerto de grimselpass

Cuando me ve, me dice que llevan 3 gasolineras y en ninguna habían podido repostar, así que pensé que tuve una suerte de campeonato, ya que según retomamos el camino hacia Grimselpass, le iba diciendo a mi mujer, “mira, por ahí hubiésemos tirado según las indicaciones de google maps”, o “aquí nos habríamos perdido sin saber hacia donde tirar”…..menos mal que todo se ha quedado en una anécdota.

Después de 2 horas conduciendo empezamos a subir un puerto que parecía interminable, las carreteras en Suiza, la verdad, son inmejorables, tienen una anchura buenísima y están muy arregladitas, pero la subida eran continuas eses, aunque bastante largas que prácticamente cruzaban toda la falda de la montaña.

Cuando llegamos arriba era ya de noche cerrada, no veíamos ningún sitio para poder parar la autocaravana y el único camino que nos pareció que podía llevar a algún sitio lo cogimos y nos encontramos con un autobús de asiáticos parado ya que la carretera estaba en obras.

Ahora imaginaos una carretera de un solo carril, con nieve en los laterales de más de 3 metros de altura (parecía un túnel) y te encuentras en mitad de la noche una persona haciendo señales de que paremos y que tirásemos hacía lo que parecía un desfiladero, realmente era una zona donde estaban todas las máquinas de la obra aparcadas y podíamos dar la vuelta.

despertar en grimselpass

Finalmente y viendo las opciones dormimos en un parking de un hotel que parecía cerrado (no me extraña, si aquello era lo más inhóspito que he visto en mucho tiempo) para irnos al día siguiente. Claro está todos esos parkings no estaba permitido dormir, pero como no había ni un solo coche, ni nada….dijimos que allí no se iba a enterar ni el “Tato”.

nevada nocturna en grimselpassgran nevada en junio 2017 en el puerto de grimselpass

La mañana siguiente nos levantamos pronto y como había estado nevando toda la noche, hicimos una fotos muy chulas y nos fuimos a desayunar a un sitio con mejor temperatura, ya que cuando encendí la AC marcaba que había -3ºC.

bajando puerto grimselpass

Fijaos en los témpanos de hielo que quité de los bajos y capuchina de la autocaravana 🙂

témpanos enormes en grimselpasstémpanos de hielo al despertar en grimselpass

No os perdáis nuestra siguiente aventura de camino hacía Jungfrau y las mil cosas que hacer allí 😉